Piensa por un momento : ¿qué beneficio obtendrás prestando oídos a chismes y hablando innecesariamente sobre cosas no sagradas ? ¡Ninguno ! En realidad, estarás contaminando tu corazón en ese proceso. Todo lo que ves y oyes resulta impreso en tu corazón. Una vez que tu corazón se haya contaminado, tu vida se volverá intrascendente. Los otros días, mientras les hablaba a los devotos de Visakhapatnam, les cité este ejemplo: “El corazón humano es como una lapicera. El color de las palabras que escribas será idéntico al color de la tinta que tenga la lapicera”. Por lo tanto, enseña a tus oídos a escuchar las historias del Señor en lugar de prestar atención a vanas habladurías. Sólo cuando llenes tu corazón con amor inegoísta, todo lo que pienses, digas y hagas estará revestido de amor. Recuerda, Dios espera que llenes tu corazón con amor y que lleves una vida sagrada. (Divino Discurso, 22 Agosto 2000).

Sathya Sai Baba


Suscríbete al pensamiento del día

Llena los siguientes campos para poder recibir el pensamiento del día en tu mail.

*campo obligatorio