He insistido en cinco puntos de disciplina que transformarán sus hogares y pueblos en Moradas de la Paz. El silencio, es el primer paso que facilita los otros pasos; promueve el autocontrol y reduce las posibilidades de enojo, odio, malicia, codicia y orgullo. Además, pueden escuchar los pasos de Dios solo cuando reina el silencio en la mente. La limpieza, es la puerta a la Divinidad. La limpieza interna y externa son esenciales para instalar a Dios en su corazón. El Servicio, amplía su visión, amplía la conciencia y profundiza la compasión. Todos son olas del mismo mar. El servicio les enseña a ser firmes en este conocimiento. El Amor, no calculen ni ponderen la reacción, el resultado o la recompensa. El amor llama; el amor responde; el amor es Dios, vivan en amor. No odien a nadie. Ningún ser debe menospreciarse como inferior, sin importancia o prescindible. A cada uno de ustedes se les asigna su papel en el drama diseñado por el Todopoderoso. No insulten, o hieran a ningún Ser, porque Él está en cada Ser y su ofensa se convierte en un sacrilegio. Divino Discurso. 19 de julio de 1970.

Sathya Sai Baba


Suscríbete al pensamiento del día

Llena los siguientes campos para poder recibir el pensamiento del día en tu mail.

*campo obligatorio